12 mar. 2014

Tortilla de alcachofas

¡Viva la tortilla! Y viva en todas sus variantes y modalidades. Y es que creo que es uno de esos platos que están siempre presentes en nuestras vidas ya sea en el día a día (como plato de recurso bueno-rápido-barato) como en celebraciones familiares o cenas de picoteo con los amigos. De hecho, creo que no conozco a nadie a quien no le guste una buena tortilla y lo mejor es que es casi como el pan, que todo le va bien, así que la puedes rellenar con lo que se te ocurra y hacer mil y una recetas con ella. No cansa. 

En esta ocasión, me decidí por una tortillita de alcachofas. Ya sabéis que me encantan las verduras y siempre las intento añadir a todos mis platos. Quedó buenísima y la prueba es que prácticamente acabamos con ella entre mi novio y yo. ¡No podíamos parar! jaja!



INGREDIENTES

- 4 huevos

- 4 alcachofas

- 1/2 cebolla

- Agua

- El zumo de medio limón

- Aceite de oliva

- Sal


PREPARACIÓN

¿Manos limpias? ¡Empezamos!

1. Deshojamos las alcachofas hasta llegar al corazón, cortamos el tallo y la parte superior de las hojas. Conforme vayamos teniendo los corazones listos, los introducimos en un bol con agua y el jugo de medio limón para que no se oxiden. 

2. Una vez tenemos todos los corazones listos. Los introducimos en un recipiente apto para cocción al microondas con tapa y programamos 3 minutitos a máxima potencia. (Si me leéis ya sabéis que siempre paso las verduras por el microondas antes para que se reblandezcan y luego tarden menos en cocinarse). Una vez listos, los troceamos y reservamos.

3. Batimos los huevos en un bol y los salamos. Reservamos. 

4. Cortamos la mitad de la cebolla en juliana. 

5. Echamos un chorrito de aceite en una sartén y ponemos la cebolla a pochar. Cuando empiece a estar transparente, añadimos la alcachofa y removemos bien. Cuando ambos ingredientes estén cocinados, retiramos del fuego. 

6. Añadimos las alcachofas y la cebolla al bol con los huevos batidos. 

7. Ponemos la sartén al fuego con un chorrito de aceite y vertemos la mezcla de huevos, alcachofas y cebolla. Dejamos que cuaje.

8. Cuando esté cogiendo consistencia, le damos la vuelta a la tortilla ayudándonos de un plato llano y cocinamos bien por el otro lado. 

9. Si es necesario volvemos a voltear la tortilla hasta que quede a vuestro gusto. (Depende si os gusta más o menos hecha). Una vez esté en su punto, retirar del fuego y servir.

 Está igual de rica tanto fría como caliente así que podéis cocinarla de un día para otro sin problemas. 

¡A disfrutar con una buena rebanada de pan con tomate y aceite!


4 comentarios:

  1. Buenas tardes Diana. Qué rica y sana tortilla de alcachofas que has preparado, acompañada de la ensalada que le has puesto es un lujo para una buena cena. No me extraña que ha tu novio le encantara, esta buena tortilla.
    Un beso Paco

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias Paco! Y mira que me da un miedo hacer tortillas... Eso de darles la vuelta no es lo mío! Lo paso fatal! :S!

    ResponderEliminar
  3. En casa nos encanta, yo también la hago. A mí me gustan tooooodas las tortillas, pero frías.

    Un abrazo.

    *Pilar*

    ResponderEliminar
  4. Sí! Qué plato tan básico y tan rico eh! Además no saca de muchos apuros y se hace en un plis! ;)

    ResponderEliminar