20 feb. 2014

Falsa lasaña

Bueno, bueno, bueno, ya sabéis que intento cuidar bastante la alimentación y comer lo más sanito posible. Eso no quiere decir que no disfrute de los dulces y otros caprichitos, pero intento que el 85% de mi alimentación sea saludable, dejando ese 15% para esos momentos en los que realmente me apetece caer en la tentación, que casi siempre suele ser el fin de semana...

El otro día estaba pensando en hacer una lasaña vegetal aligerándola al máximo y al final pensando pensando decidí hacer una falsa lasaña en la que substituiría las hojas de pasta por berenjena y en lugar de carne picada la rellenaría con espinacas. ¡Perfecto! Una comida de capricho, completa y por el módico precio de 254Kcal la ración. No está nada mal ¿eh? Si es que, siempre lo digo,  cuidarse no implica privarse y se puede comer fantásticamente bien sin necesidad de excederse. 

Tanto a mi chico como a mi nos encantó y ya os aseguro que repetiré el invento porque estaba para morirse ¡Ñam! ¡Espero que os guste!



(Cantidades para 2 personas)

254 Kcal por ración







INGREDIENTES

- 2 berenjenas medianas

- 500g de hojas de espinacas frescas

- 2 dientes de ajo

- Dos buenas cucharadas de salsa de tomate triturado

- 150g de bechamel (en mi caso envasada ¡el tiempo es oro!)

- 50g de queso mozzarela rallado

- Aceite de oliva

- Sal


PREPARACIÓN

¿Manos limpias? ¡Empezamos!

1. Lavamos las berenjenas y las cortamos en rodajas finitas. Las introducimos en un recipiente apto para cocción al microondas con tapa y programamos 4 minutos a la máxima potencia. 

2. Mientras las berenjenas se cocinan, pelamos los dos dientes de ajo y los picamos bien finitos. Los echamos a una sartén untada ligeramente en aceite de oliva y los doramos. 

3. Cuando estén listos, añadimos las hojas de espinaca a la sartén y removemos con una cuchara para que se mezclen bien con el ajo triturado y se impregnen de su sabor. Salamos y una vez listas, las retiramos del fuego y las reservamos. 

4. ¡Ya tenemos los ingredientes principales a punto! Ahora solo queda montar la lasaña y directa al horno. En una fuente, disponemos una primera base de rodajas de berenjena, vertemos una cucharada de tomate triturado encima y esparcimos bien hasta cubrirlas bien. Añadimos encima del tomate una capa de espinacas y las cubrimos con una cucharada de bechamel. Volvemos a repetir el paso: una capa de berenjenas, tomate, espinacas y bechamel y acabamos con una capa de berenjenas. Untamos la superficie de bechamel y lo introducimos en el horno precalentado a 180º durante unos 10 minutos. 

5. Ahora sí, solo nos queda agregar el queso rallado y gratinar durante unos minutos hasta que esté bien doradito. ¡Ya la tenemos lista! ¡A disfrutar! No dejéis de hacerla porque de verdad está buenísima.



5 comentarios:

  1. Hola Diana, te devuelvo la visita. Tienes razón que hay que cuidar la alimentación, yo siempre lo tengo presente, aunque ''peco'' más de lo que desearía. A pesar de tener un blog de dulces intento en casa comer equilibrado, no sé si te has fijado en la cabecera de mi blog que hay escrito precisamente un pequeño texto sobre esto, no sé si se vé o pasa desapercibido.
    La pseudo-lasaña que presentas me encanta. La haré para variar y comer las espinacas de una manera diferente.

    Un abrazo.

    *Pilar*

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Pilar por tu comentario! Todas "pecamos" más de lo que desearíamos a veces, pero la vida está también para vivirla ¿no? Yo creo que hay que comer de todo pero en su justa medida. Conocer qué alimentos son más calóricos y reducir su consumo en pro de los más sanos, pero nunca omitiendo ninguno. Comer sano, ejercicio y ya está! :)

    ResponderEliminar
  3. Hola Diana guapa, vengo a ver que se cuece por aquí y bueno veo que te cuidas bastante , que bien y además veo que comes bien, porque esta lasaña tiene que estar riquísima. besotes y buen finde.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Myriam! La verdad es que era la primera vez que probaba el inventó pero quedo riquísima! Feliz fin de semana para ti también! :)

    ResponderEliminar
  5. Hola Diana, hoy como es Viernes Santo y no como carne he dicidido hacer tu falsa lasaña y francamente, me he quedado asombrada de lo buena que está, no me lo podía imaginar, la seguiré haciendo, muchas gracias por tus recetas.

    ResponderEliminar